Así es como titula Salamanca rtv AL DÍA el artículo que ha escrito sobre la modernización del sector porcino en España.

Granjas de última generación que generan riqueza al generar empleo en el medio rural.

Enfatiza el modelo de desarrollo sostenible donde hay respeto al medioambiente, al bienestar animal y al cumplimiento estricto de la normativa vigente en España.

En ICPOR no promovemos macrogranjas. El número de animales en nuestras instalaciones, ya sea en granjas de cerdas reproductoras como en cebaderos, está limitado tal y como marca la normativa vigente en España, una de las más restrictivas del mundo.

Nuestras granjas incorporan sistemas y tecnologías punteras en gestión porcina, que nos permiten minimizar su impacto ambiental y garantizar el bienestar de nuestros animales. Son instalaciones ágiles, eficientes y seguras para poder ofrecer al consumidor final un producto de la más alta calidad.

Nuestras granjas son ágiles, eficientes y seguras.

Nuestros veterinarios realizan un control permanente de nuestros animales tanto en su alimentación, individualizada y controlada al proporcionarles los mejores piensos desarrollados en nuestro centro de innovación de Velilla (Soria), como en las condiciones ambientales de nuestras granjas que están controladas en todo momento.

Un modelo de economía circular para combatir la despoblación del medio rural.

En ICPOR tenemos acuerdos firmados con las principales entidades financieras para facilitar a los agricultores y ganaderos el acceso a la financiación necesaria para promover una granja porcina de última generación siguiendo nuestros criterios.

Además, somos la única integradora que garantiza unos ingresos mínimos anuales. En ICPOR pagamos un precio fijo por plaza y año, independientemente de las fluctuaciones del mercado. Éste es un factor diferencial que aporta tranquilidad y estabilidad en un negocio con un especial arraigo no sólo en Salamanca, sino en toda Castilla y León.

La despoblación del mundo rural es un fenómeno que está afectando a toda España pero que es especialmente significativo en Castilla y León.

Nuestro modelo de desarrollo sostenible se basa en un modelo de economía circular que nos permite enlazar sectores de actividad como la agricultura, la ganadería o la industria, crear empleo y fijar población en torno a nuestros núcleos de producción.

Buscamos generar valor y riqueza para todos los actores que pueden influir en el futuro desarrollo del entorno rural. En definitiva, generar nuevas oportunidades que pueden convivir perfectamente con otras alternativas para combatir la progresiva despoblación de nuestros pueblos.

El respeto al medio ambiente y al bienestar animal son dos de las principales señas de identidad de ICPOR.

Puede ver el artículo completo de Salamanca rtv AL DÍA