El purín es un material orgánico compuesto por las deyecciones de los cerdos, restos de comida y agua de lavado.

En zonas agrícolas, el purín es un subproducto ganadero que valorizado actúa como abono orgánico, aportando a la tierra la estructura y los minerales que no le proporcionan los abonos inorgánicos.

Valor como fertilizante del purín:

  • Es sustitutivo y a la vez compatible con la fertilización inorgánica tradicional.
  • Aporta materia orgánica.
  • Mejora la estructura del suelo.
  • Aumenta la esponjosidad de los suelos mejorando el intercambio de gases, la retención de agua y elementos nutritivos.
  • Evita la filtración de algunas sustancias potencialmente tóxicas.
  • Ventaja económica con respecto a la fertilización inorgánica.

En ICPOR, la gestión que hacemos del purín es responsable y sostenible. Por ejemplo, las balsas de almacenamiento de las granjas que promovemos están fabricadas en hormigón y perfectamente impermeabilizadas. Además, superan con creces lo regulado por normativa para poder adecuarnos a las necesidades reales de los agricultores y a los tiempos de las siembras.