A pesar de la grave situación económica y social que ha traído consigo la COVID-19, el sector porcino ha seguido trabajando con constancia para mantener la producción y asegurar que no falten productos cárnicos derivados del cerdo en los supermercados, demostrando estar a la altura de una difícil situación.

Debido al confinamiento, Julián Redondo, gerente de ICPOR, explicó en una entrevista online para porciNews de qué forma el sector porcino está afrontando esta crisis y la importancia que cobra la bioseguridad ante una situación como la actual.

La crisis del coronavirus nos está poniendo a prueba, pero también ha servido para poner de manifiesto la importancia del sector porcino como servicio esencial. Hemos afrontado esta situación como muchos otros sectores, dando la cara, no parando y reforzando las medidas de bioseguridad de nuestras instalaciones para garantizar la salud de nuestros granjeros integrados, de nuestros empleados y la máxima calidad de nuestros animales”, explicó Julián Redondo, gerente de ICPOR.

Bioseguridad, factor clave en la crisis sanitaria

Durante la entrevista, Julián Redondo señaló que el modelo de producción sostenible de ICPOR se basa en la promoción de granjas porcinas seguras y eficientes que incorporan las últimas tecnologías en gestión ganadera. En este sentido, la bioseguridad desempeña un papel fundamental para hacer frente a una crisis sanitaria como la que estamos viviendo.

La sociedad se está dando cuenta de la importancia que adquiere la bioseguridad. Sin embargo, el sector está muy habituado a ella y cuenta con amplios conocimientos en materia de bioseguridad que deberían tenerse en consideración para hacer frente a esta crisis”, señaló Julián Redondo.

Desde ICPOR, se han seguido las recomendaciones de las autoridades sanitarias y se han aplicado estrictos protocolos de trabajo. La compañía ha extremado las medidas de bioseguridad y prevención, se ha restringido el acceso a personas ajenas a la instalación y se han elaborado diferentes turnos de trabajo en granja para evitar el contacto directo entre el personal de la instalación.

Comprometidos con los granjeros integrados y con el sector

Otro de los aspectos señalados durante la intervención de Julián Redondo fue el importante esfuerzo que durante los últimos años ha llevado a cabo ICPOR para dar a conocer a la sociedad cómo opera la compañía, abriendo las puertas de las granjas a colectivos que deseen conocer cómo funciona la compañía, incluyendo a medios de comunicación y periodistas.

Es necesario que la sociedad conozca la importancia del sector porcino y su actividad. Desde ICPOR nos esforzamos para dar a conocer nuestro modelo productivo, contribuyendo a aportar transparencia a un sector mayoritariamente desconocido por la población y sujeto a una imagen distorsionada de su actividad”, concluyó Julián Redondo.

Por otra parte, se expusieron los compromisos en los que la compañía sustenta su actividad, refiriéndose a aspectos fundamentales como son el bienestar de los animales, la calidad y seguridad alimentaria o la formación continua de los profesionales integrados con ICPOR en aspectos vinculados al desarrollo del medio rural, la gestión de los purines o la rentabilidad productiva.

Asimismo, Julián Redondo hizo referencia a la estabilidad que proporciona ICPOR a los granjeros integrados con la compañía. En este sentido, señaló que “ICPOR es la única integradora que garantiza unos ingresos fijos a sus integrados”, aportando seguridad al emprendedor que decide invertir sus ahorros en promover una granja de última generación como las instalaciones que promueve la compañía.

Ver la entrevista completa.